CINENSEMANA AGRADECE SU VISITA

lunes, 14 de junio de 2010

EL FUTBOL EN EL CINE

El futbol, “el deporte rey” tiene a nivel mundial una inmensa cantidad de fanáticos y es que más que un deporte es una manifestación universal que se adapta sin diferenciar ya sea por nación, idioma, religión, edad, sexo, clase económica social, etc. Este famoso deporte actualmente está celebrando con el inicio del mundial Sudáfrica 2010, que reúne a 32 países de todos los continentes en una sana competencia que también es una rentable industria, pero pese a su éxito en la vida real, en el mundo ficticio de la pantalla grande no le ha ido bien.

Durante los años se han realizado una buena cantidad de filmes, sin embargo pocos han llamado la atención del exigente público y de los críticos. Pero ¿Por qué el futbol no es un éxito en el cine? Quizás porque no causa la misma emoción que verlo en la pantalla chica, sabiendo que es un encuentro real y consecutivo, lo que origina una serie de emociones muy diferentes a los que causa un filme en la pantalla grande.

Asimismo la acción de un encuentro real (pantalla chica) y un encuentro ficticio (pantalla grande) no es la misma. En un partido real como los del mundial, la acción es consecutiva, es detallada, todo está registrado y no existe la edición como en el cine, donde los filmes son cortados, en este caso un encuentro futbolístico no podría durar 90 minutos, sino sólo a manera de resumen, mostrando los momentos más importantes, razón que diferencia las sensaciones y sentimientos generados en el espectador para cada caso.

Uno de los filmes más importantes que se han realizado sobre el deporte rey es “Escape a la Victoria”, estrenado en 1981, dirigido por John Huston y cuyos actores fueron Sylvester Stallone, Michael Caine y Pelé. Ambientado durante la II Guerra Mundial, donde en un campo de concentración nazi, unos prisioneros organizan una fuga gracias a un encuentro deportivo.


Para 1997, vendría el filme inglés “Fever Pitch”, dirigido por David Evans y protagonizado por Colin Firth y Ruth Gemmell, el cual tuvo su remake norteamericano en el año 2005. El cine español, en el año 2000 se lució con “El Portero”, bajo la dirección de Gonzalo Suárez y protagonizado por Roberto Álvarez y Maribel Verdú.


La comedia y cine de efectos especiales se mezcló de una manera muy visual y entretenida en el filme del 2001 “Shaolin Soccer”, llegado desde las lejanas tierras de Hong Kong, dirigido y protagonizado por Stephen Chow, donde no sólo se hace referencia del futbol sino también de la artes marciales.


Posteriormente seguirían filmes como “Quiero ser como Beckham” (2002), ambientado en la India, protagonizado por Parminder Nagra, Keira Knightley y dirigido por Gurinder Chadha. En el año 2004, destaca un filme inglés dirigido por Nick Love y llamado “The Football Factory”, que retrata la realidad de cuatro hombres que tienen una historia diferente que contar, pero siempre enganchados al fútbol.


En el año 2005, el cine español se hace presente con el filme “El penalti más largo del mundo”, dirigido por Roberto Santiago y protagonizado por Fernando Tejero, María Botto y Marta Larralde. El siguiente año Hollywood intenta el éxito con el inicio de una trilogía, con el filme “Goal”, dirigido por Danny Cannon. Lamentablemente esta primera entrega tuvo un éxito poco alentador y las dos secuelas que completaron la trilogía pasaron desapercibidas.


Ese mismo año, se estrena el filme “Kicking and Screaming”, protagonizado por el hilarante Will Ferrell junto a Robert Duvall y bajo la dirección de Jesse Dylan, el cual retrata a Phil Weston, un hombre que decide entrenar al equipo de fútbol infantil de su hijo de 10 años, enfrentándose a su competitivo padre. Finalmente para el año 2008, México entregó el filme “Rudo y Cursi”, protagonizado por Gael García Bernal y Diego Luna, escrito y dirigido por Carlos Cuarón, donde los sueños de dos hermanos se ven mezclados cuando uno quiere ser futbolista y el otro cantante.


Sin lugar a dudas a pesar q el fútbol y el cine son dos grandes industrias a nivel mundial, han demostrado que se llevan mejor separados.

No hay comentarios: